Llámanos Gratis: 619-240-8681

 Llámanos Gratis: 619-240-8681

Abdominoplastia

Home / Inicio / Abdominoplastia

Abdominoplastia

La abdominoplastia, comúnmente conocida como Tummy Tuck, es un procedimiento diseñado para remodelar y contornear el abdomen del paciente. Ofrece una solución para aquellos pacientes que, a pesar de una dieta y ejercicio, todavía luchan con un abdomen protuberante, piel flácida y flacidez en el área abdominal.

¿QUIÉN ES CANDIDATO PARA ESTE TIPO DE CIRUGÍA?

Los mejores candidatos para una abdominoplastia son hombres y mujeres que se encuentran en buen estado físico y tienen una acumulación de tejido adiposo, piel flácida en el abdomen, estrías, cicatrices previas o pérdida de tono muscular. Aquellos que están preocupados por la acumulación de grasa o exceso de piel en el abdomen, y que a pesar de haber probado diferentes dietas o ejercicio físico, no puedan deshacerse de este exceso.

Esta cirugía en particular, es útil en mujeres que han tenido varios embarazos, luego de los cuales la piel y los músculos abdominales se relajan y no logran recuperar su tono inicial. Los pacientes que necesitan perder una cantidad considerable de peso deben posponer la cirugía; al igual que aquellas pacientes que pretendan quedar embarazadas en el futuro, ya que los músculos verticales del abdomen se tensan durante la cirugía y pueden volver a relajarse durante el curso del embarazo.

¿PARA QUÉ SIRVE LA ABDOMINOPLASTIA?

Esta cirugía ayuda a eliminar el exceso de piel que se produce debido a la pérdida de peso, embarazos previos o flacidez de los tejidos. También actúa sobre la acumulación de grasa que no responde adecuadamente a la dieta y al ejercicio y ayuda a corregir un abdomen prominente fortaleciendo los músculos de la pared abdominal al eliminar el exceso de piel y también ayudando a reducir las estrías abdominales.

¿EN QUÉ CONSISTE ESTA CIRUGÍA?

Una abdominoplastia implica la eliminación de exceso de piel y grasa, así como la reparación de los músculos abdominales débiles o separados. El Dr. Campos-León coloca al paciente bajo anestesia general o sedación. Luego, el Dr. Campos-León hace una incisión horizontal entre la línea púbica y el ombligo.
Después de levantar la piel a lo largo de la incisión, el Dr. Campos-León repara la musculatura. Luego hace una segunda incisión a través del exceso de piel para eliminarla, posteriormente tira hacia abajo el colgajo de piel superior para encontrar la parte inferior del abdomen y crea una abertura para el ombligo. Se utilizan suturas, cintas y otras herramientas quirúrgicas para permitir que el Dr. Campos-León cierre la incisión. El resultado final es un vientre estético, más plano y más firme.
La abdominoplastia y mini abdominoplastia con o sin liposucción circunferencial se realizan siempre en quirófano, dentro de una clínica, bajo estrictas condiciones de asepsia.

¿QUÉ TIPO DE ANESTESIA SE UTILIZA?

La anestesia más utilizada para realizar una abdominoplastia es la anestesia general, durante la cual el paciente permanece en estado de sueño hasta el final de la cirugía. En algunos casos, especialmente en mini abdominoplastia y liposucción abdominal, se puede utilizar anestesia epidural, de forma que durante la intervención el paciente esté despierto pero relajado y la región del abdomen sea totalmente insensible al dolor.

¿CUÁL ES EL CUIDADO POSTERIOR NECESARIO?

Después del procedimiento, se aplican apósitos o vendajes en las áreas de las incisiones. Se deben usar prendas de compresión durante la recuperación para minimizar la hinchazón y sostener el abdomen mientras sana. Se inserta un sistema de drenaje cerca de las incisiones para drenar el exceso de sangre o líquido que pueda acumularse. El Dr. Campos-León brindará más detalles sobre el cuidado posterior después del procedimiento.
Durante los primeros días, el abdomen puede estar hinchado y pueden aparecer algunas molestias o dolor. Estos síntomas se pueden controlar con la medicación que indique el médico. Dependiendo de la extensión de la cirugía, el paciente será dado de alta después de unas horas o puede permanecer en el hospital durante 1 o 2 días. En un principio será necesario evitar todo tipo de esfuerzos físicos, sin embargo, caminar es muy importante. Los puntos externos de la piel se retirarán entre 7 y 21 días después del procedimiento y el drenaje por succión una semana después.

ALGUNOS SÍNTOMAS QUE PUEDEN PRESENTARSE:

  • El dolor puede aparecer en el postoperatorio y se alivia con analgésicos.
  • Pequeño sangrado y / o secreción sanguinolenta de la incisión en las primeras 48 horas.
  • Ligero aumento de temperatura (hasta 38º C) en las primeras 48 horas.
  • Hinchazón en el abdomen y región púbica. Esto disminuye gradualmente, desapareciendo alrededor de la tercera semana.
  • Pequeños hematomas en la región abdominal, que irán desapareciendo gradualmente hacia la cuarta semana.
  • La sensibilidad del abdomen disminuirá en el postoperatorio, normalizándose progresivamente.

¿EXISTEN RIESGOS?

Existen innumerables casos de abdominoplastia realizada con éxito, sin embargo, la preocupación de los pacientes que se someten a este tipo de procedimiento es normal. Cuando esto lo hace un cirujano calificado, los resultados suelen ser óptimos, por lo que es importante acudir siempre con profesionales. Sin embargo, siempre que se realiza una cirugía, existen riesgos, así como complicaciones relacionadas con este procedimiento en particular. Las complicaciones que pueden presentarse con esta cirugía son infecciones o trombosis venosa, sin embargo, no son frecuentes. La infección se resuelve con antibióticos y drenaje; mientras que la trombosis venosa se puede prevenir con el movimiento de la pierna tan pronto como lo permita la cirugía. Una mala curación puede producir una cicatriz notable que puede requerir corrección quirúrgica. Sin embargo, todos estos riesgos pueden reducirse siguiendo cuidadosamente las instrucciones proporcionadas por el cirujano antes y después de la cirugía, especialmente las que son necesarias para reanudar actividades físicas.

RESULTADOS

El resultado de esta cirugía es un abdomen de aspecto juvenil, piel plana y firme, un ombligo estético, una cintura más acentuada y la desaparición de las estrías. La clásica abdominoplastia o mini abdominoplastia con liposucción del contorno corporal brinda excelentes resultados la mayoría de los casos, los resultados son definitivos, siempre que vayan acompañados de una dieta equilibrada y ejercicio regular.
Esta cirugía es más eficaz para adultos sanos. No es un sustituto de una dieta y ejercicio adecuados para lograr la reducción de peso, ya que estos siguen siendo necesarios para mantener los resultados.

ESTADO DEL ARTE

CLÍNICA DE CIRUGÍA PLÁSTICA

CONTÁCTANOS

OBTéN UNA CONSULTA GRATIS

logo-lotus-h