Llámanos Gratis: 619-240-8681

 Llámanos Gratis: 619-240-8681

Otoplastia

Home / Inicio / Cirugía de Párpado

Otoplastia

La otoplastia, comúnmente conocida como cirugía estética de orejas, es un procedimiento diseñado para remodelar, reposicionar o cambiar el tamaño de las orejas. Este procedimiento optimiza la simetría, no cambia la ubicación de los oídos ni altera la capacidad de oír. 

Existen diferentes técnicas disponibles para remodelar las orejas. Estos dependen del tipo de correcciones que se deseen y recomiende el Dr. Campos-León. Se discutirán las diferentes opciones de incisiones durante la consulta antes del procedimiento.

¿Para qué sirve la otoplastia?

Las personas consideran la otoplastia cuando las orejas sobresalen demasiado de su cabeza, cuando tienen orejas grandes en relación al tamaño de la cabeza, o si la persona se sometió previamente a una cirugía para corregir esto y no quedó satisfecha. La otoplastia se realiza en ambos oídos para optimizar la simetría.

Una otoplastia no cambia la ubicación de las orejas ni altera la capacidad de oír de la persona que se somete. En resumen, esta cirugía sirve para reposicionar las orejas prominentes y dotarlas de una posición más normal y estética.

¿EN QUÉ CONSISTE ESTA CIRUGÍA?

Una otoplastia se realiza en un quirófano, debido a que es el único lugar que cumple con todos los requisitos de salud para poder realizar un procedimiento de este tipo. Dependiendo del tipo de anestesia, el procedimiento puede ser ambulatorio o requerir pasar la noche en la clínica. La duración de esta cirugía suele ser de 2 a 3 horas, aunque en algunos casos complejos puede requerir más tiempo. La técnica utilizada dependerá del caso. Primero se hace una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja para exponer el cartílago de la oreja. Después de esculpir y doblar el cartílago, se pueden usar puntadas internas para mantener la nueva forma. 

En ocasiones es necesario extirpar una parte del cartílago para obtener una apariencia estética más natural de la oreja. Finalmente, se quita un pedazo de piel de la parte posterior de la oreja. La cicatriz que resulta de este procedimiento se oculta detrás de la oreja. Es importante tener en cuenta que, incluso si solo una de las orejas es la que tiene un problema, ambas serán operadas para lograr una apariencia más simétrica.

¿QUIÉN ES CANDIDATO PARA ESTE PROCEDIMIENTO?

El candidato ideal para este tipo de cirugía es cualquier persona que tenga orejas prominentes y quiera lograr una apariencia más estética y natural. A diferencia de otras cirugías, la otoplastia, además de realizarse en adultos, también se puede realizar en niños después de que las orejas hayan alcanzado su tamaño completo, lo que ocurre alrededor de los cinco años de edad. 

Cuando este procedimiento se realiza en menores, se recomienda que los padres observen de cerca el comportamiento del niño en relación a sus orejas prominentes, no se debe insistir en este procedimiento si el niño no lo desea. 

Es normal que las personas se sientan inseguras sobre los resultados que se pueden obtener de una otoplastia, sin embargo, siempre hay que tener en cuenta que será una mejora y no una perfección absoluta. Es muy importante hablar con el cirujano sobre los resultados esperados, de modo que el cirujano pueda brindar una idea de lo que se puede lograr de manera realista.

¿QUÉ TIPO DE ANESTESIA SE UTILIZA?

Si la cirugía se realiza en un niño pequeño, el cirujano plástico recomendará realizar la intervención bajo anestesia general, lo que significa que estará completamente dormido durante el procedimiento. Para niños mayores y adultos, se utiliza anestesia local con o sin sedación, para que estén despiertos durante la cirugía, pero relajados.

¿CÓMO ES EL CUIDADO POSTERIOR?

Después del procedimiento, las orejas se cubrirán con vendajes como apoyo. Habrá algunas molestias y picazón después de la cirugía, pero no durarán mucho. El Dr. Campos-León brindará más detalles sobre el cuidado posterior a la cirugía.

La mayoría de los pacientes, niños y adultos, están listos para ser dados de alta a las pocas horas de la cirugía, aunque en algunos casos se recomienda pasar la noche en la clínica hasta que desaparezcan los efectos de la anestesia general. Los oídos pueden doler un poco durante los primeros días, pero se alivia fácilmente con los medicamentos recetados por el cirujano. Varios días después, se cambia el vendaje por uno más ligero parecido a una banda para el cabello. Es importante seguir las instrucciones del cirujano plástico con respecto al uso del vendaje, especialmente por la noche. Cualquier actividad en la que se puedan doblar las orejas se debe evitar durante el primer mes. La mayoría de los adultos regresan al trabajo 5 días después de la cirugía; los niños pueden regresar a la escuela aproximadamente 7 días después de la operación, siempre que tengan cuidado con las actividades físicas.

¿HAY RIESGOS?

Cuando la otoplastia la realiza un cirujano plástico calificado, cualquier riesgo o complicación se vuelve poco probable. Sin embargo, como cualquier intervención, existe la posibilidad de riesgos. Un pequeño porcentaje de pacientes pueden desarrollar un hematoma, que se disolverá espontáneamente o puede requerir drenaje. Ocasionalmente, puede ocurrir una infección del cartílago, que aumenta el tejido cicatricial de la oreja. Esto se puede solucionar con antibióticos y, en raras ocasiones, puede ser necesario un drenaje quirúrgico. Para evitar cualquier tipo de riesgo, es necesario acudir a un especialista y seguir las instrucciones que este le brinde.

RESULTADOS

Afortunadamente, de todos los procedimientos de cirugía plástica, la otoplastia requiere uno de los tiempos de recuperación más cortos y la mayoría de los pacientes no necesitan esperar más de una semana para que se retiren los vendajes. Sin embargo, durante los primeros cinco a siete días después de la otoplastia, es esencial que los pacientes no intenten mirar sus oídos. Tampoco se recomienda tocar los vendajes de presión postoperatorios debido a que aumenta el riesgo de infección e incluso puede afectar la apariencia de los resultados.

Una vez que el paciente esté listo para que le quiten el apósito y el profesional médico lo haya desenvuelto, los resultados serán visibles de inmediato. Aunque una pequeña inflamación residual puede causar algunas distorsiones menores en el tamaño real de las orejas, esto desaparecerá después de un tiempo y verá orejas simétricas y estéticamente agradables como resultado.

ESTADO DEL ARTE

CLÍNICA DE CIRUGÍA PLÁSTICA

CONTÁCTANOS

OBTéN UNA CONSULTA GRATIS

logo-lotus-h