Llámanos Gratis: 619-240-8681

 Llámanos Gratis: 619-240-8681

Lifting Facial

Home / Inicio / Lifting Facial

Lifting Facial

Una ritidectomía, comúnmente conocida como lifting facial o estiramiento de cuello, es un procedimiento que mejora los signos visibles del envejecimiento en la cara y el cuello, como flacidez, arrugas entre la nariz y la boca, piel flácida y exceso de grasa en el cuello (conocido como papada). Esta cirugía devuelve una apariencia y un contorno más juvenil al rostro y el cuello, reduce en gran medida la apariencia de la edad. 

Existen varios tipos de incisiones y técnicas para una ritidectomía que difieren mínimamente. El Dr. Campos-León discutirá estas opciones durante la consulta antes del procedimiento. 

¿Para qué sirve el lifting facial? 

El lifting facial es un procedimiento quirúrgico que se utiliza para reducir las líneas de expresión del rostro, eliminar algunos signos del envejecimiento y mejorar en general el aspecto del rostro y la zona de la mandíbula. Existen diferentes tipos de cirugías de lifting facial, que son mini, baja y media. Para elegir el tipo de cirugía más adecuada, es importante considerar las áreas específicas a corregir, la cantidad de tiempo que desea dedicar a la recuperación y expectativas con respecto al aspecto del rostro una vez finalizado el procedimiento.

¿EN QUÉ CONSISTE ESTA CIRUGÍA?

Un lifting facial se puede realizar solo o junto con otros procedimientos como un lifting de cejas, liposucción, cirugía nasal o cirugía de párpados. Esta cirugía tiene una duración de 2 a 5 horas, dependiendo de la zona o zonas a tratar (frente, tercio, medio rostro o cuello).

Es importante prepararse para esta cirugía, para que pueda mantenerse relajado y saludable antes y después del procedimiento. Dos semanas antes de la cirugía es importante dejar de fumar y dejar de tomar ciertos medicamentos (según sea el caso). El cirujano proporcionará instrucciones prequirúrgicas específicas.

Al comienzo del procedimiento, el cirujano hace una incisión, generalmente por encima de la línea del cabello, y separa la piel del rostro del tejido subyacente para eliminar el exceso de grasa y piel, para tensar los músculos adyacentes y así mejorar el contorno y la apariencia del rostro del paciente. Una vez hecho esto, la piel se vuelve a colocar en su lugar con puntos o grapas y el área tratada se envuelve con vendajes. La eliminación de esta grasa acumulada y el exceso de piel da como resultado una reducción notable de la piel flácida y las líneas finas del rostro.

¿QUIÉN ES CANDIDATO PARA ESTE PROCEDIMIENTO?

Los candidatos ideales para un lifting facial son aquellos que comparten el deseo de mejorar el aspecto de su rostro, que buscan métodos para deshacerse de las arrugas y el exceso de piel de su rostro para lucir más jóvenes y frescos. No hay una edad establecida para realizar un lifting facial. De hecho, el estado y la textura de la piel son los factores más importantes a la hora de someterse a un procedimiento como este.

Es importante asistir a una consulta de evaluación con un cirujano plástico para que se pueda determinar si la persona es un buen candidato o no. Los mejores candidatos comparten algunos rasgos importantes:

Buena salud: Que una persona goce de buena salud es un factor sumamente importante para poder someterse a este y cualquier otro tipo de procedimiento, de hecho, este es el factor más importante a considerar. 

Elasticidad en la piel: La piel de un candidato ideal debe conservar su flexibilidad. Esto es importante ya que la piel se estira para poder eliminar las arrugas, por lo que una cicatrización exitosa y con buenos resultados depende de que la piel sea flexible. 

Piel suelta en rostro y cuello: es algo que tienen la mayoría de los pacientes interesados ​​en este procedimiento, debido a que es el principal motivo por el que los pacientes quieren someterse a este tipo de tratamientos.


Expectativas realistas: Un candidato ideal para este procedimiento es aquel que tiene expectativas realistas con respecto a los resultados del lifting facial, porque, a pesar de que esta cirugía está especialmente diseñada para poder revertir los signos del envejecimiento, también tiene sus limitaciones y no puede detener completamente el envejecimiento. Un buen cirujano se encargará de dar a conocer todo esto al paciente y brindarle toda la información que necesite para mantener sus expectativas realistas.

¿QUÉ TIPO DE ANESTESIA SE UTILIZA?

El lifting facial se realiza regularmente como un procedimiento ambulatorio y se puede realizar con anestesia local, ya que esto les da a los pacientes la capacidad de permanecer relativamente alertas durante el lifting facial. En algunas ocasiones, si el procedimiento es más invasivo, puede ser necesario el uso de anestesia total o una combinación de anestesia local y un sedante.

La mayoría de las veces la duración de la cirugía es lo que determina si será necesario utilizar anestesia local o total. Es importante saber que la mayoría de las complicaciones asociadas con este procedimiento se debe a las reacciones negativas de la anestesia, por lo que es importante que el paciente y el cirujano tengan una discusión previa sobre los riesgos de este procedimiento.

¿CUÁL ES EL CUIDADO POSTERIOR NECESARIO?

Después del procedimiento, se pueden colocar vendajes y compresas alrededor de la cara para minimizar la hinchazón y los hematomas. El Dr. Campos-León brindará más detalles sobre los cuidados posteriores del procedimiento. 

El tiempo de recuperación aproximado para volver a las actividades diarias es de 5 a 10 días. En los dos primeros días posteriores a la cirugía es necesario utilizar compresas frías en las zonas tratadas. Algunas restricciones a seguir durante el periodo de recuperación son: no tomar el sol durante al menos un mes y abstenerse de hacer cualquier esfuerzo durante unos días. El paciente puede realizar ejercicio ligero aproximadamente a las 4 semanas y ejercicio vigoroso entre las 6 y 8 semanas después de la cirugía.

El tiempo de curación y recuperación del lifting facial puede tardar 1 semana o más, según el tipo de cirugía de lifting facial que se haya realizado.

¿HAY RIESGOS?

Si bien la cirugía de lifting facial se considera relativamente segura, existen ciertas complicaciones y riesgos, al igual que cualquier otro procedimiento quirúrgico.

Después de la cirugía de lifting facial, pueden ocurrir complicaciones. La mayoría de las veces, estas son temporales y pueden incluir retención de sangre o líquido debajo de la piel, costras de cicatrices y entumecimiento. El riesgo de daño o infección de los nervios después de un lifting facial es bajo, pero existe. Para evitar cualquier tipo de complicación, es importante acudir a un profesional y expresarle todas las inquietudes que puedan surgir sobre el procedimiento.

RESULTADOS

El tipo de piel y la edad del paciente influyen mucho en los resultados del lifting facial, por ello es importante que las personas que deseen someterse a este tipo de tratamientos expresen sus expectativas al cirujano, para que les pueda dar una idea de los resultados que se pueden esperar. Es importante tener en cuenta que la piel seguirá envejeciendo después del procedimiento y que las cicatrices del estiramiento facial son inevitables, aunque el cirujano hará todo lo posible para mantenerlas lo más discretas posible.

ESTADO DEL ARTE

CLÍNICA DE CIRUGÍA PLÁSTICA

CONTÁCTANOS

OBTéN UNA CONSULTA GRATIS

logo-lotus-h